Datos sobre Violencia de Género que quieres conocer

Datos sobre Violencia de Género que quieres conocer

Esta semana, vaya revuelo que se ha levantado en toda la prensa del país acerca de la denuncia de malos tratos contra el que fuera Ministro en el Gobierno de Zapatero, Juan Fernando López Aguilar, que fue, además, el autor, entre comillas, de la famosa Ley Integral contra la violencia de Género de 2004, que revolucionó totalmente el tratamiento legal que en España recibe este tipo de delitos. No deja de tener su gracia, aunque la verdad es que no es un tema de chiste, que quien fuera ideólogo de esta Ley, que tantas conciencias ha movido, que a tantos hombres, que luego se han demostrado, o no,  maltratadores ha dejado 24, o 48 horas durmiendo entre rejas, haya venido a ser, o bien víctima de su Ley, o bien victimario de esposa, según a quien le preguntemos y lo que diga, finalmente el Tribunal Supremo en su día.

Como sabéis, en 2Ms hemos hecho una mini encuesta, que ha tenido alguna participación, sobre todo por email. Lo entendemos, porque este es un tema, en el que, tanto desde el lado de quienes están a favor como desde el de quienes están en contra, en cuanto abres la boca se te echan encima como si hubieras dicho una blasfemia del tamaño del Gran Cañón del Colorado.

Antes de nada, quiero contarte, por si no lo sabes, lo que pasa cuando hay una denuncia por violencia de género. Ya sea, la víctima, los vecinos, la propia policía que vea una discusión subida de todo por la calle,  si hay denuncia de por medio, lo primero que se hacer, en el 95 % de los casos es detener al marido. Esa noche entre rejas ya no se la quita nadie, salga como salga lo del día siguiente. Y a partir de ahí lo que venga.

Entonces, empecemos por el principio. ¿Qué es la famosa Violencia de Género? Violencia de género es un término, que ya fue polémico en su día, cuando se barajaron las diferentes opciones mientras se redactaba el proyecto de Ley, porque este es un tema tan delicado y tan sensible que ni en el nombre se ponían de acuerdo. Se habló de violencia doméstica, se habló de violencia machista, y finalmente se optó por el término violencia de género. Se trata de varios tipos de delitos que hayan sido cometidos contra la esposa, o quien haya estado ligado al presunto culpable una relación análoga de afectividad. Hablamos de delitos o faltas de lesiones, de amenazas, de vejaciones, de lo que se llama mal trato habitual etc, siempre que se ejerza sobre quien sea o haya sido pareja del presunto maltratador. En estos casos, se convierten en delitos, actitudes que, cometidas contra otras personas no lo serían. Por ejemplo. Un empujón a un vecino, no pasaría de una falta, si es que llega. Un empujón a tu mujer o ex mujer, es un delito de maltrato. Igual pasa con un insulto. Si queremos hablar claro, un hombre que le llama puta a su pareja está cometiendo un delito, sin embargo, no es así al revés en principio. La Ley Integral para Violencia de Género de 2004, está pensada para proteger solamente a las mujeres. Esto, que a veces es muy duro de entender en el caso concreto, y siempre muy difícil de explicar en el día a día del Juzgado, cuando el cliente te dice: ¡es que hoy en día todo está a favor de la mujer!, tiene una explicación, y es que, tradicionalmente, nosotros venimos de una sociedad machista, en la que no hace tanto tiempo, si una mujer iba al cuartelillo de la guardia civil a decir que su marido le había pegado un bofetón, le contestaban que algo habría hecho, y la mandaban para su casa. Entonces, para equilibrar esa situación de desigualdad de la que se parte, se hace una ley, que contiene lo que se llama una discriminación positiva.

 

Que situaciones son las que se quieren prevenir?red_coat

Cuando hablamos de violencia de género, estamos hablando de una situación en la que el hombre y la mujer no están en condiciones de igualdad. Por muchas razones, sociales, educativas, laborales, tradicionalmente, es el marido el que sale al mercado laboral y la mujer la que se ocupa del cuidado de las personas dependientes, como hijos o padres,  y de la casa. Si en estas condiciones se da una situación de maltrato, ya sea psicológico o físico, la mujer no tiene por dónde salir, porque no tiene trabajo, ni medios económicos, ni manera de echar al maltratador de la casa. Esa es la verdadera problemática que la Ley Integral vino a remediar. No es difícil imaginar una situación en la que una mujer no tiene más remedio que aguantar un maltrato quizás no físico, tal vez no estemos hablando más que de pequeños empujones, pero se trata de un proceso de anulación de la personalidad de la víctima a base de hacerle pensar que no vale nada, que no sirve para nada, y que sin él no es nadie. Y lo triste es que se lo creen de verdad. Y ese es el lazo más difícil de romper.

Y es que todo el tema de la violencia de género es muy polémico. Y si no, hablamos de las denuncias falsas. Según la estadística de la fiscalía, no llegan, aquí en Andalucía al 3%. Ahora bien. Aquí hay que particularizar un par de cosas, nos guste o no. La primera es que, una cosa es la denuncia que es tan escandalosamente falsa que se abre un procedimiento, se juzga y se condena. Esas son ese 3%. Sin embargo, luego están las diligencias que se cierran por falta de pruebas, porque son inconsistentes, porque hay incoherencias en la declaración de la víctima… esas no entran en la categoría de denuncia falsa, pero si tenemos en cuenta que en violencia de género la mayoría de las condenas se obtienen sin más prueba que la declaración de la víctima, pues ya vemos un poco por dónde van los tiros. Y eso es curioso, y mucha, mucha gente me lo pregunta. Tanto víctimas como presuntos agresores. ¿Cómo va a haber una condena si es mi palabra contra la suya? Pues la hay, porque hay una serie de indicadores, o requisitos, como que la declaración de la víctima sea persistente en el tiempo, sin contradicciones, que haya otros elementos, sino probatorios si al menos indiciarios de la existencia de esa violencia, o del miedo, o de la posición prevalente del maltratador, y la ausencia de incredibilidad subjetiva, es decir que no existan unas relaciones previas entre el acusado y la víctima que puedan hacer pensar que existe un móvil de venganza que pueda enturbiar la sinceridad del testimonio.

Por ello, no   es cierto, cuando estamos leyendo estos días en el periódico  que, tal y como dice la ex mujer de Lopez Aguilar  cuando el maltrato es mutuo no hay violencia de género. No. La situación que la Ley quiere proteger es la de maltrato del marido hacia la mujer, por lo tanto si hay insultos o vejaciones de él hacia ella, e incluso malos tratos físicos, según he podido leer, se trata de una situación de violencia de género. Otra cosa es que en manos de una buena defensa destaque los varios puntos débiles que tienen, aparentemente, y siempre según la prensa, las declaraciones de esta señora, que son hechos ocurridos hace muchos años y nunca denunciados, lo cual acredita que la víctima no parece tener miedo, cierta falta de coherencia en las declaraciones, ya que añade y quita hechos entre unas y otras entrevistas, y desde luego, la facilidad de airear este tipo de hechos, tan dolorosos, no coincide en absoluto con el perfil que, en mi experiencia en el trato con estas mujeres,  suelen dar otras víctimas humilladas, vejadas y doloridas de verdad. Y cierto móvil de venganza, por no se qué infidelidad.  Pero por supuesto esto es hablar por hablar, porque sin ver las actuaciones reales no se debe emitir ningún juicio. Si que es cierto, que, a priori, no parece que pase los filtros sobre la declaración de la víctima de los que hemos hablado, pero quién sabe.

Con respecto a la encuesta. Debo decir que estáis abrumadoramente a favor del Sr. López Aguilar. Vamos que no os creeis lo que cuenta la Sra. de la Nuez.

Por último. Mil Gracias a todos los que habéis hecho un comentario, ya haya sido por email o en Twitter o Facebook. Si os gusta, plese, compartid. Vamos a ver si generamos algo de polémica!

Y si queréis discutir algo, simplemente mandad un email. Estamos al otro lado

Julia.

Artículos relacionados

Comentar